lunes, 30 de mayo de 2011

Disfrutemos del sol, como si fuera la ultima vez que lo veamos.
Disfrutemos de la vida, como si mañana vallamos a morir.
Aunque sea difícil, y parezca imposible, disfrutemos de esas pequeñas ilusiones que nos da la vida, porque después nos vamos a lamentar por no habernos reído cuando tuvimos la ocacion de hacerlo.
Vivamos de las pequeñas estrellas que el cielo nos muestra. Riamos cuando tengamos la ocacion. Lloremos cuando sea extremadamente necesario, y mejor si es por felicidad. Yo si tuviera que llorar de felicidad, lloraría por esos, pocos, verdaderos amigos que están junto a mi cuando mas los necesito. Si tuviera que sonreír, sonreiría por esa pequeña ilusión que alegra e hincha mi corazón. Si tuviera que llorar de tristeza, lloraría por errar tanto, por esos, muchos, errores que cometí en mi vida, pero de los cuales no me arrepiento. Porque si ahí algo a lo que no me permito sentir es ARREPENTIMIENTO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario